Al conmemorarse este año los 200 años del nacimiento de Don Bosco, la comunidad católica de Juan Lacaze celebrará el acontecimiento mundial el 30 de enero.

Por Javier Tairovich.

La Parroquia "San José Obrero y San Juan Bosco" de Juan Lacaze celebrará la

fiesta de San Juan Bosco el próximo viernes 30. En tal sentido a la hora 20 el 

Sr. Obispo Diocesano Mons. Carlos María Collazzi presidirá la celebración de la 

Eucaristía.

Despedida

Por otra parte, será la ocasión para agradecer la presencia de los Salesianos por 

casi 80 años en la animación de la vida Parroquial, de la ciudad lacazina. Es 

así que el sábado 7 de febrero asumirá la conducción de la Parroquia el Pbro. 

Edgardo Rodríguez, oriundo de Conchillas, procedente de la parroquia de José 

Enrique Rodó de Soriano, lo que marcará la salida de la comunidad salesiana de 

la ciudad.

A la vez, la Comunidad Salesiana de Mercedes celebrará la fiesta de Don Bosco, 

el sábado 31. A la hora 20,30 Mons. Collazzi presidirá la celebración de la Misa 

en la Iglesia de María Auxiliadora.

El legado de Don Bosco

Juan Melchor Bosco Occhiena más conocido como Don Bosco nació 16 de 

agosto de 1815 en Turín, Italia. Fue un sacerdote, educador y escritor italiano 

del siglo XIX. Fundó la Congregación Salesiana la Asociación de Salesianos 

Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratorio Salesiano y el Instituto de las 

Hijas de María Auxiliadora. Promovió la Asociación de Ex alumnos Salesianos, 

el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema 

Preventivo para la formación de los niños y jóvenes y promovió la construcción 

de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada, especialmente en 

Europa y América Latina. Fue uno de los sacerdotes más cercanos al pontificado 

de Pío IX y al mismo tiempo logró mantener la unidad de la Iglesia durante los 

duros años de la consolidación del Estado Italiano y los enfrentamientos entre 

éste y el papa que ocasionó la pérdida de los llamados Estados Pontificios y el 

nacimiento de la Italia Unificada. Fue autor de numerosas obras, todas dirigidas 

a la educación juvenil y a la defensa de la fe católica, lo que lo destaca como uno 

de los principales promotores de la imprenta.

Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes necesitados o en 

riesgo, le valieron el respeto de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo 

y de su país, así como una notable fama en el extranjero. Sus obras fueron 

requeridas directamente por jefes de estado y autoridades eclesiásticas de países 

como Ecuador, El Salvador, España, Francia, Inglaterra, Polonia, Palestina, 

Panamá, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia y Venezuela entre muchas 

otras. Si bien no pudo responder positivamente a las numerosas peticiones 

durante su vida, estas serían cumplidas más allá de lo esperado después de su 

muerte. Fue un visionario de su tiempo al punto de predecir acontecimientos 

que se darían a lo largo del siglo XX en lo referente a sus salesianos, a la Iglesia 

Católica y al mundo en general. Juan Bosco, conocido mundialmente como Don 

Bosco, fue declarado Santo por el papa Pío XI el 1 de abril de 1934, a tan sólo 46 

años después de su muerte en 1888 y le fue dado el título de «Padre, Maestro 

y Amigo de los Jóvenes»6 por el papa Juan Pablo II. Poblaciones, provincias, 

parques, calles, teatros, museos, universidades y sobre todo colegios llevan su 

nombre. Está nominado al título de Doctor de la iglesia.7 La Familia Salesiana 

es uno de los grupos católicos más numerosos

Bosco en 130 naciones

Compartir

Comentarios